jueves, 24 de noviembre de 2016

   Quisiera advertir que cuando te pones las "gafas de género" la vida parece más triste. Tened en cuenta que con éllas percibimos las injusticias y esto no nos deja indiferentes. Sin embargo, estas gafas pueden quitarse unos minutos para permitirnos disfrutar de una película, de un libro, de una canción.....para fantasear con que todo es perfecto o al menos no tan malo como pensábamos....tras ese breve instante es conveniente volver a ponérselas y reflexionar sobre lo escuchado, visto y sentido... esto es el mundo real y si no somos conscientes de lo que sucede nunca podremos cambiarlo.
  
   El amor romántico
 
   Ahora escuchamos mucho en foros de discusión y reflexión sobre las causas de la violencia machista. Hablamos de que gran parte de la "culpa" de que esto suceda es el amor romántico.
Primero empezaré diciendo que para mí todo el amor lo es. Cuando oigo la palabra amor siempre la asocio a romanticismo. Amor entre hombre y mujer, entre mujeres, entre hombres.... Amor incondicional, pletórico, sublime, en el que queremos dejarnos llevar sin pensar......
   Otra cosa para mí es Querer. Querer a la familia, querer a las amigas y amigos, a las compañeras y compañeros... Estos dos conceptos son iguales en su origen (los sentimientos) pero completamente distintos en su desarrollo. Querer implica una reciprocidad, que la otra o el otro nos corresponda, Amar no lo hace, necesariamente. Podemos amar sin ser correspondidas o correspondidos. Y aquí es donde nos perdemos. A las mujeres se nos enseña a amar de forma distinta, a veces, incluso debemos estar agradecidas de que alguien nos ame. No hace mucho una mujer de una cierta edad no podía estar soltera sin que la sociedad la etiquetara de "solterona" y se le hicieran comentarios como: "así será para que nadie la quiera" o " pues la pobre tan fea no es". Nadie pensaba que una mujer adulta e independiente podía sencillamente elegir estarlo.
 
   El adoctrinamiento continua cuando a la mujer se nos cuenta que todo lo que nuestra pareja nos dice o nos hace es por amor. Si amigas, nos ama. Nos ama cuando nos dice la ropa que nos debemos poner. Nos ama cuando nos dice con quien debemos salir y a que hora debemos estar en casa. Nos ama cuando nos bombardea con mensajes de voz, sms,  y whatsApp...Nos ama cuando nos dice lo que debemos hacer. Nos ama cuando se pone celoso......

   En la actualidad ya muchas mujeres se han dado cuenta de que esto NO es amor, es posesión, control, pero no amor, ni mucho menos. Ahora nos queda la ardua misión de hacer ver al resto de mujeres y a los hombres que Amar es otra cosa. Que se debe amar y querer desde el respeto y el convencimiento de que somos personas libres y como tales nos comportaremos. El amor no es una jaula, es un espacio compartido donde querer regresar.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario