martes, 2 de mayo de 2017

EL CUERPO
 
 

Cuenta la leyenda que Dios creo el cuerpo del hombre a su imagen y semejanza y luego, estaría cansado supongo del esfuerzo realizado, creó a la mujer de la costilla de Adán que así se llamaba. Así nació Eva.
 
Esta historia que nos contaban de niña a las católicas y católicos no esta exenta, claro esta de sesgo sexista. De una costilla de Adán nace Eva como si fuésemos desde el principio un apéndice, algo anexado o un sucedáneo de varón, entiéndase como se quiera.
 
Nuestro cuerpo es anatómicamente diferente claro está pero no por ello somos menos ni más,  somos solo eso, diferentes....
 
Según sea el país o época en la que vivamos el cuerpo de la mujer esta sometido, a mas o menos pero siempre sometido , torturas estéticas según la moda imperante. Que si el zapato de tacón, que si el corsé, que si el sujetador, que si las dietas, que si el ejercicio..... todo para encajar o tratar de encajar en un modelo preestablecido de canon de belleza. La moda nos esclaviza sin piedad seas de la condición social que seas, seas del nivel cultural que seas. Si eres mujer, y también si eres hombre claro está, y te desmarcas de ella estas perdida o perdido. Yo me voy a centrar en el caso de la Mujer, porque ha diferencia del cuerpo del hombre, el de la mujer tiene precio, siempre lo ha tenido.

Seamos bajas, altas, delgadas u obesas, la mujer es esclava de su cuerpo. No nos queda otra. Nuestra imagen va asociada a él. Las dietas hipocalóricas nos acompañan a lo largo de nuestra vida, aunque seas delgada porque ¿hasta que punto lo somos para los cánones de belleza establecidos?



Si miramos las pasarelas lo tenernos claro, nunca estaremos en el peso "ideal" o irreal como a mi me gusta decir. Las altas modelos esqueléticas nos muestran la ropa que nunca llevaremos, o muchas de nosotras al menos. Los diseñadores y las diseñadoras muestran sus prendas en "percheros móviles". Así , dicen, lucen mas sus diseños. Yo no estoy de acuerdo claro, la extrema delgadez es enfermiza, no es belleza.


En otros contextos nuestra hipócrita sociedad patriarcal opina de modo totalmente distinto. Los cuerpos desnutridos ilustran numerosas campañas de sensibilización. El hambre existe en gran parte del mundo. Mujeres, hombres, niñas, niños mueren de inanición normalmente a causa de líderes autoritarios a los que nada les importan su pueblo. Líderes que en la mayoría de los casos son apoyados y sustentados por los gobiernos , nuestros gobiernos. La sociedad, la nuestra, mira hacia otro lado mientras con pena observa la imagen del niño o niña moribundo. Las ONG´s hacen verdadero esfuerzo en intentar recolectar nuestras buenas intenciones, si son monetarias mejor. Así la rueda sigue girando sin que nada cambie, que todo siga igual. Los cuerpos en África por ejemplo, no son bellos, solo muestran la miseria y la pobreza. Muy distinto de aquí ¿no es así?

     

 



En otras épocas el "sobre peso" indicaba opulencia. Si tenias para comer es que eras rico o acaudalado. Del mismo modo la piel debía de ser blanca inmaculada, nada de sospecha de que estas bajo el sol. Cuando una persona estaba morena significaba que trabajaba, algo muy poco elegante. Ahora todo ha cambiado y aunque tengamos de comer pasamos hambre para estar delgadas y cuando tenemos vacaciones la aprovechamos para tostarnos al sol como si no hubiera un mañana porque estar tumbadas es síntoma de opulencia, de que nos sobra el dinero para no tener que hacer nada. Los símbolos y los significados evolucionan, cambian con el tiempo..

El cuerpo de la mujer tiene precio. La prostitución nos persigue. Se nos compra y se nos esclaviza sin ningún remordimiento y el mundo consiente. Todo está bien, todo debe seguir tal cual es.... ¿por que? me pregunto.
 
Tenemos precio y se nos regala, ya sea en matrimonios de conveniencia o como esclavas sexuales. Con nuestro cuerpo hemos de dar placer obligatoriamente sin que importe el placer que se nos debe, que es mucho a lo largo de la historia. La sexualidad femenina es tabú. No se habla de ella ni se menciona. No interesa.
 
Se nos dice lo qué hemos de comer para perder esos kilos de más ,para estar hermosas y si eso no es suficiente hemos de pasar por la cirugía. Se nos intenta convencer que el cuerpo esbelto es salud y no cosmética. Nos convertimos en figuras de adorno, todo sea por el bienestar del varón. Aparece entonces la anorexia, la bulimia.
 
 
Modelo francesa Isabelle Caro. Campaña de denuncia.

 
 
Enfermedades de mujeres, principalmente, que ven que su cuerpo no llega al estándar de belleza. Se ven obesas aunque sus costillas nos indiquen lo contrario. Por un lado les decimos que están "perturbadas" mientras que seguimos consumiendo tallas imposibles para una mujer adulta.
 
 
Cuando vamos "de tiendas" observamos que la 40 ya roza las tallas "especiales". Debemos tener una 38 o 36 si queremos que se nos etiquete correctamente como delgadas. El "sobrepeso" no esta de moda. Así que no podemos alimentarnos, no podemos ser bajas, ni tener "poco" o "demasiado" pecho, no podemos tener celulitis ni arrugas. Nuestro aspecto exterior manda mientras descuidamos nuestra mente, el alimento del alma (por llamarlo de alguna forma).
 
Las mujeres somos esclavas, siempre lo hemos sido, de las modas, de las etiquetas. Parece que vivamos siempre en un continuo escaparate para que el resto nos observe y opine sobre nosotras. Nos exponemos, sin darnos cuenta en un mercado invisible que no percibimos. Esta exposición es una de las raíces de nuestros males. Nos dicen que nos exhibimos y que por eso nos merecemos que nos violen, ataquen y maltraten. Nadie nos respeta, a veces ni nosotras mismas.........
 
Pero,
 
 La Mujer no es un maniquí. No es un sujeto pasivo para deleite de nadie.
 
 Tenemos mente.
 
 Somos inteligentes.
 
Sabemos lo que nos gusta y lo que no.
 
Sabemos lo que deseamos y lo que no.
 
 Sabemos lo que nos conviene, siempre.
 
Respetemos nuestro cuerpo.
 
 Respetad nuestro cuerpo.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario