viernes, 23 de diciembre de 2016

la maternidad

La maternidad

 
    Ahora, a las puertas de la Noche Buena, me he puesto a pensar en su significado, para el cristianismo claro. Nada mas y nada menos que el nacimiento del Mesías, Jesús, nuestro salvador. Por estas fechas ya María tenia que estar apuntito de parir (aunque hay discrepancias sobre que naciera un 24 de diciembre).
 
 

María se quedó embarazada ni mas ni menos que por obra y "gracia" de un Ángel. A lo mejor, ya que se había perdido la fecundación  , María hubiese preferido haberse perdido también el parto, pero no, no pudo ser. El hecho es que María tuvo que alumbrar a Jesús y en un pesebre ni mas ni menos. Ella es recordada por ser la madre de Cristo pero nada más, como otras muchas.
A veces  me pregunto si Jesús vino al mundo a salvarlo solo para los hombres o murió antes de que pudiese hacerlo también por las mujeres, incluida su madre.
 
 
La iglesia católica, como otras muchas, cree que el cuerpo de la mujer es "pecado". primero porque con él "tentamos al hombre y lo conducimos a la perdición", ni mas ni menos y segundo, porque sangramos una vez al mes, si la odiosa menstruación, y es que esto no lo llevan bien. El hecho es que nos convierten así en "seres impuros" (de ahí que María en su divinidad alumbrara a Cristo siendo virgen. Más pura no puede ser......) Y es que todo el proceso de la reproducción está manchado de inmundicia, salvo el alumbramiento "milagro de la vida".
Cuando los hombres y algunas mujeres evocan este momento lo hacen con brillos en los ojos, como si fuesen unos iluminados o unas iluminadas. ¡ Que hermoso es traer una vida al mundo!!!!
¡ que cosa mas tierna!!!!
 
    Cuando "el milagro" se llama Manolito o Martita, por ejemplo, el hombre paternal desaparece y es la mujer maternal la que se hace cargo de los cuidados del nuevo ser, de ese "sustento del futuro", (de las pensiones del apellido, de las costumbres etc.) Pasa "el milagro" a ser única responsabilidad de la mujer que ya no es tal porque pasa a ser "la madre". Aparece entonces el denominado "instinto maternal". Hay hasta estudios que aseguran su existencia de forma "científica". Este instinto debe estar con nosotras desde el principio de nuestras vidas, al nacer , si eres niña, porque el hombre carece de instinto paternal o del que sea.
 
  Pero ¿Que ocurre cuando una mujer carece de este instinto? Pues que se convierte en una "aberración de la naturaleza" ni mas ni menos.
  


El primer síntoma de estas mujeres, entre las que me encuentro, es que cuando ven a un bebé mas bien poco agraciado o agraciada, que llora, llora y luego llora como un poseído, o una poseída, no siente el deseo de decir "que niño o niña mas guapo o guapa, que graciosa o gracioso... ni se le llenan los ojos de lagrimas al pensar que le pueden dejar cogerla o cogerlo en brazos. La mujer sin instinto maternal no compra colonias de bebés para embriagarse con su aroma, ni piensa que el olor de los mismos y las mismas les conduce hacia el mismo cielo..
 
Una mujer con esta "tara social" ve a una embarazada y no añora estar en sus zapatos (sobre todo si la pobre futura mamá tiene que ir en zapatillas por tener los pies hinchados). La mujer "desnaturalizada" mira al futuro y no ve hijos ni hijas que criar, en él.
 
Por todo lo anterior, la mujer sin instinto maternal se convierte en una paria o peor aun en una feminista radical y egoísta porque si no quiere ser madre es que no puede querer a otra persona y/o pero aún, no quiere contribuir al bien de la humanidad....
 
Dejadme decir que una mujer que no desea pasar por la maternidad quiere decir muchas cosas pero ninguna de esas. La mujer debe ser libre para tomar sus decisiones y esta es otra más de éllas.
 
   Quizás la no corresponsabilidad en la educación que existe hoy en día entre hombres y mujeres sea una de las causas, del motivo por el que muchas de nosotras no queramos engendrar. Puede también ser el hecho de que el mercado laboral nos obligue continuamente a elegir entre familia-trabajo, cono si este binomio pudiera separarse de nuestras vidas tan fácilmente como un cirujano o una cirujana, raja la piel con su bisturí.

 
esto no es corresponsabilidad
 

   Todas estas cuestiones sociales y personales entre otras ,hacen que existamos mujeres que no tengamos la necesidad de dar a luz para autoafirmarnos sin que por eso seamos peores o valgamos menos que las que quieren serlo. Tan solo hemos hecho una elección.




Esto si

 
 
 
Actualmente, se habla mucho de la inversión de la pirámide de población que parece que preocupa tanto al patriarcado , que  pronostica un terrible futuro. Y es que "no nacen niños ni niñas suficientes para mantener el sistema".....Lanzo aquí mi propuesta como alternativa al embarazo múltiple de todas nosotras (que parece la opción defendida). La elección entre el binomio antes mencionado trabajo-familia debe desaparecer. La Mujer no debe decidir si quiere tener familia y cuidad de su gente o trabajar y ser independiente. El hombre debe responsabilizarse ya de los cuidados, seguramente la maternidad se refrescaría si el hombre aceptara su papel de cuidador. La conciliación es posible, debe serlo..
 
   Retomando la cuestión de las mujeres que no queremos ser madres ni sufrir la maternidad, quiero añadir que ya es hora de que la sociedad asuma que podemos decidir lo que queremos ser y que nuestro único papel en la vida no es ni puede ser traer niños ni niñas al mundo....
 ¡Respetad  la libertad de decisión de la mujer, que seamos nosotras quienes construyamos nuestro futuro.!

 
   También en este articulo  quiero hablar de  las mujeres que son madres aunque no quisieron, tal vez como lo fue María. Mujeres a las que la maternidad les ha sido impuesta por motivos religiosos, presiones sociales y familiares, medidas anticonceptivas inexistentes o ineficaces, violaciones etc. Mujeres que afrontan con valentía la responsabilidad de ser madres solas en una sociedad que les dice que esa es "su obligación" mientras las abandona a su suerte.Mujeres con parejas, "padres " ausentes que hacen sus vidas independientes sin afrontar la educación de  sus hijos e hijas pero que "vuelven a casa por Navidad" como el turrón. ¡Que bonita es la familia y que bello es vivir! dice el hombre....
 
   A estas mujeres "madres forzadas" les digo que no están solas y que deben luchar porque sus hijas no tengan que pasar por lo mismo. Basta ya de reproducciones de sistemas que condenan a la mujer a elegir siempre cuidar antes que volar..... También les digo, que eduquen a sus hijos con valores de respeto, corresponsabilidad e igualdad, porque serán los hombres del mañana y este empieza hoy......
 
   Desde el feminismo queremos construir un mundo en el que mujeres y hombres podamos desarrollarnos en igualdad de condiciones, con libertad de elección. Podremos ser mujeres con hijas e hijos, pero también podemos no serlo. Si ya no nos preguntan con demasiada persistencia por que no estamos casadas o con novio, demos el siguiente paso. Dejen de preguntarnos porque no somos madres....... Personalmente mi respuesta es simple, PORQUE NO QUIERO.



Sorolla pinto en mi opinión a una mujer sola, libre y feliz


1 comentario:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. En una ocasión me dijeron que no duele igual la enfermedad o la desgracia de un hijo o una hija que la de una hermana o una madre. Me deja perpleja que aun existan mujeres que vean el afecto acondicionado al embarazo y posterior parto. Señoras, el amor hacia otra persona es un sentimiento que no esta condicionado con la maternidad. Es libre de entregarse a quien así se desea.

    ResponderEliminar